Exodus

Tiempo de Partir.

Son tantos ratos, vivencias, experiencias, risas y momentos que no es posible resumirlas en sólo un post.


Hace tres años me preguntaron que si quería subirme a un barco con las iniciales “B.I.”. Yo no sabía si hacerlo o no. No había pasado por mi mente entrar a un program tan difícil, y yo estaba programado -hasta cierto punto- para una preparatoria más tradicional. Aún así, a pesar de que le dí doble vista a otro barco casi idéntico, con las mismas primeras letras, pero no como iniciales, decidí bordar el primero. Tenía miedo de si podría sobrevivir a los retos que se me impondrían, a si realmente daría el perfil que buscaban, y si realmente valdría la pena hacerlo.

¿Y la valió? Sí. Hubieron muchas noches con poco sueño, varios días que me quedé dormido en clases y descansos, pero al final, lo que estuvimos cosechando rindió frutos. Si no hubiera entrado a Bachillerato Internacional, no estaría aquí, y tal vez o muy posiblemente no hubiera tomado la desición de estudiar cinematografía. Fue gracias a el primer año de la preparatoria que me dí cuenta cuál era mi verdadera pasión, y todo gracias a un video que hicimos para la escuela. De ahí sólo faltó un pequeño empujón de una entrevista para darme cuenta qué era lo que realmente quería, y que a final de cuentas, desde que me dieron mi primera cámara cuando era pequeño, había querido.

En este recorrido aparentemente interminable, me hice y deshice de amigos por aquí y por allá. Descubrí que hay personas que realmente vale la pena conocer, y que las apariencias engañan como no te puedes imaginar. También me dí cuenta que es mejor dejar atrás a muchas personas, y dibujarles una línea roja bien marcada para que no la pasen, porque les encanta hacerlo y pisotear tu zona. Y no sólo eso, conforme fue pasando el tiempo, poco a poco fui encontrando más personas que valió la pena conocer. Personas a las que no me había imaginado hablándoles y/o no había encontrado alguna razón para interactuar con ellas.

Inicia párrafo “Alumnos de…Desarrollan Habilidades” del periódico de la escuela.
Claro que aprendí muchas cosas en el ámbito académico. DPH en primer semestreAlgunas materias fueron…me reservaré mis comentarios. Pero en las demás aprendí todo tipo de cosas y obtuve y desarrollé diversos tipos de habilidades. Ja, hasta me divertí haciendo la tarea de Matemáticas cuando me llegaba la inspiración. Aún recuerdo esas noches con ensayos de Español en las que empezaba algo frustrado e inseguro, pero acababa muy divertido y satisfecho al escribir. No extrañaré las prácticas de Biología porque no me dejaban dormir bien. De TOK tuve suficiente; suficiente como para lograr ponerme de existencialista por largos periodos. Monografía se terminó antes de lo que creí, y no fue tan feo como todos lo pintaban. En Inglés me divertí, y hubo momentos muy chistosos y random. Estoy seguro que no extrañaré Informática, porque programar fue muy estresante para las calificaciones, aunque sí me reí bastante. Y finalmente, CAS me dio la oportunidad -oh no, ya parece que estoy escribiendo el diario. Disculpen los side-effects de prepa- de ser moldeado por mí como yo quise, y hacer actividades que realmente me gustaron. Léase Club de Cine, el cortometraje “No Me Sueltes, RCI, entre otros.
Termina párrafo de publicación académica.

Me atreví a cosas que no hubiera imaginado. Y que por hacerlas, ahora tengo más confianza. Recuerdo cuando en primero alguien me dijo que era muy callado. De hecho, por más raro que parezca, no había notado lo reservado que yo podía y puedo ser. Y al pasar el semestre, me había vuelto menos reservado y más abierto. Esto nadamás continuó pasando y pasando. Parecía que únicamente se daría por los retos que me imponía forzosamente la escuela, pero no fue así. Yo me hice de muchos retos personales que uno por uno fui venciendo. Tal vez no todos de una manera perfecta, pero al menos logré vencer el miedo a ellos, y me dí cuenta que hablar -por más que te cueste-, puede cambiar tu futuro tanto como puedas imaginar.

El voltear a ver hacia atrás después de este largo recorrido cuesta trabajo, porque voy a extrañar muchas cosas. Son muchos los amigos que se van a diferentes partes, y otros más que se quedan en donde yo ya no voy a estar. Me encariñé mucho con muchos de éstos, y duele tener que dejarlos para no volverlos a ver por tiempo indefinido, el cual podría transformarse en un nunca más. Gracias a todos por todo. Es tiempo del Éxodo, donde el único que parte soy yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s